News

Dime como pisas...

Conociendo nuestra pisada

Como sabemos hay básicamente tres tipos de pisada: neutra (estable), pronadora (pisar hacia adentro) y supinadora (hacia afuera). En principio un dato importante que debemos tener en cuenta es verificar la proporción y localización del desgaste que va produciéndose en nuestras zapatillas, aunque siempre aconsejo realizar un estudio de pisada computarizado, como el sistema Footscan, antes de decidir la compra de un calzado para correr, ya que no siempre podemos saber, con métodos convencionales como una filmación desde atrás ó el simple análisis de la huella plantar, cómo estamos pisando realmente.

Tecnología a tus pies

El Sistema Footscan® consiste en una plataforma con más de 8000 sensores que captan las diferentes presiones realizadas tanto en forma estática como dinámica, durante las distintas fases de apoyo del pie durante la marcha. Estos datos son decodificados a través de un sofisticado software que permite realizar medición de las presiones plantares, análisis del movimiento de rotación del tobillo, del equilibrio y estabilidad del pie durante la fase de apoyo, del desplazamiento del centro de gravedad, conocer los niveles de pronación y supinación, etc. La medición se realiza en forma muy sencilla en un par de minutos y a partir de allí se procede a la interpretación y análisis de toda la información que nos muestra el programa en su magnífico entorno gráfico.

De esta manera el Sistema Footscan® nos permite diagnosticar con gran precisión el tipo de pisada, detectar factores de riesgo de lesión, probables causas de patologías preexistentes, personalizar las plantillas deportivas, funcionales, correctivas o de confort, que fabricamos en nuestro propio laboratorio, como así también poder recomendar el calzado más adecuado a la hora de la práctica deportiva.

Pisada y factores de riesgo de lesión

Existen diversas patologías que pueden estar relacionadas con alteraciones de la pisada, y en un gran porcentaje con la sobrepronación, que es el incremento de la pronación fisiológica más allá de los valores normales y asociada en gran medida al pie plano y a un derrumbamiento del arco plantar durante la fase media de apoyo. Estas personas así como las de mayor peso necesitan un calzado con máxima estabilidad.

La supinación es una rotación hacia afuera del pie sobre su eje longitudinal, generando mayores presiones en la parte externa del pie y desgastando las zapatillas a lo largo de los bordes externos.

Se trata de un pie rígido, y asociado en general a un pie cavo, es decir, arco pronunciado. En este caso se necesita un mayor control de las torsiones, gran estabilidad y amortiguación en la parte frontal.

En el caso de la pisada neutra puede priorizarse la amortiguación del calzado y la liviandad, ya que el pie posee buena estabilidad durante la marcha.

Plantillas deportivas

Su uso está indicado específicamente en todos aquellos deportistas que presenten alteraciones en su pisada.

Hoy en día existe una gran diversidad de materiales como espuma de EVA, evazote, plastazote, polipropileno, fibra de carbono, resinas termoplásticas, etc., que a partir de un preciso diagnóstico de la pisada pueden utilizarse para diseñar y personalizar las plantillas brindando la solución ortopédica necesaria, según peso, edad, deporte y estudio correspondiente.

Gran cantidad de atletas de elite actualmente utilizan plantillas, aún con una pisada considerada normal, con el objetivo de asegurarse estabilidad y confort, siendo algo específico para la anatomía de cada pie y obteniendo resultados importantes como aumento de la estabilidad, economía de energía y mejora de la performance deportiva.

 

No es tan complicado, sólo se trata de disfrutar y poder estar mejor! A entrenar!

 

Lic. Gustavo C. Güerzoni
Director Sporthesis S.A.

Lic. Gustavo Güerzoni, Kinesiología y Fisiatría 15/11/2016